Controla tu estrategia de negocio con el cuadro de mando

16/06/20 12:30 / por Equipo GTA Comunicación

Control de la estrategia a través del cuadro de mandos

Analizar el éxito de la ejecución de todas las acciones de tus proyectos, mantener el dinamismo de tu actividad y disponer de las herramientas necesarias para reportar y analizar tus progresos son tres de las premisas clave que te permitirán garantizar el éxito de tu empresa. No obstante, el camino hasta conseguirlo no siempre resultara sencillo.

Saber en qué momento nos encontramos y hacia dónde queremos ir, son preguntas a las que debemos tener siempre respuesta, para saber si nuestro proyecto está avanzando en la dirección correcta o debemos introducir ajustes para ello.

 

Cuando desde  Go To Action ayudamos a nuestros cliente a implantar su estrategia de inbound marketing son muchos los  que nos preguntan acerca de cómo crear un espacio en común que permita crear y analizar un conjunto de indicadores y que  en base a los mismos, podamos maximizar las posibilidades de éxito. Hay importantes herramientas que te permitirán crear tu cuadro de mandos, pero antes de implantar las herramientas debemos hacer una reflexión estratégica para saber verdaderamente que necesitamos medir y conocer.

 

Para ello, el diseño de un cuadro de mando es fundamental en cualquier tipo de compañía, con independencia de su naturaleza. Si todavía no sabes de qué trata este concepto, y estás interesado en conocer en profundidad los beneficios de este tipo de acciones, continúa leyendo.

 

Desde nuestra agencia hemos realizado este breve análisis que te ayudará a conocer de manera general todas las oportunidades que se desprenden de este tipo de herramientas. ¿A qué esperas para contactarnos para ayudarte a implantar el tuyo?

 

1.- Qué es el Cuadro de mando integral.

El cuadro de mando integral o Balance Scorecard, es una metodología de gestión que se utiliza para definir y seguir la evolución de la estrategia de la empresa. Esta metodología fue creada por Robert Kaplan y David Norton, y se ha convertido en un elemento eficaz para obtener la visión correcta de como va la organización o empresa a medio y largo plazo.

 

2.- Para qué sirve el cuadro de mando integral

Ayuda a las empresas y organizaciones a observar, analizar y tomar decisiones de forma equilibrada, sobre las estrategias empleadas. Permite también estructurar los objetivos estratégicos de manera integral para poder evaluar todos los proyectos que se consideren oportunos.

 

3.- La importancia de tomar el control de todos tus KPI's

Gestionar un negocio es un continuo e importante desafío, como consecuencia de la gran cantidad de factores a los que conviene prestar una especial atención. Un aspecto de especial relevancia si tenemos en cuenta el contexto tan competitivo como ante el que nos encontramos actualmente.

 

El cuadro de mando nos permite evaluar partiendo de cuatro visiones o perspectivas, que son:

 

a. Financiero:

La clave del éxito, y es el punto principal para saber si la salud financiera de la empresa es buena o no, hay que recordar que debemos siempre tener la perspectiva de aumentar las ventas y reducir los gastos.

552

 

b. Cliente:

Ya hemos hablado en otro post de la importancia de tener nuestro cliente potencial o buyer persona bien definido, este es uno de los principales pilares básicos a los que debemos prestar especial atención. En cualquier estrategia offline o online, conocer el público al que nos queremos dirigir, así como sus características y sus intereses resulta fundamental.

 

De este modo, podremos definir con más precisión el conjunto de todas nuestras acciones con el objetivo de garantizar el retorno del conjunto de tácticas llevadas a cabo.

 

Sin embargo, debemos conocer el grado de satisfacción de nuestros clientes y ver si la experiencia que les proporcionamos es excelente y redunda en mejorar la reputación de nuestra empresa.

 

El cuadro de mando debe buscar dentro de las posibilidades nuevas estrategias que permitan responder a la continua evolución de los consumidores. Aumentado la preferencia del público mejoraremos sustancialmente nuestro eje financiero.

 

c. Procesos internos:

Debemos alinear el eje financiero y el eje de clientes, estos deben complementarse para llegar a los objetivos establecidos en nuestra relación con los clientes.

 

Mejorar el tiempo de respuesta, optimizar el servicio que se brinda a los usuarios o aumentar la productividad de los equipos, son procesos en los que debemos implantar la cultura de mejora continua. Este eje nos permitirá mejorar la gestión de nuestros proyectos, productos o los servicios.

 

d. Aprendizaje y crecimiento:

Este eje está centrado en la mejora de las capacidades personales y de la estructura interna, es el único que generará métricas intangibles dentro de nuestro cuadro de mando.

 

Herramientas de productividad, aspectos motivacionales y competitivos o capacitaciones de personas, todo ello nos debe marcar la perspectiva del canal humano a través de mejores sus capacitaciones, sus skills y como mejora la optimización de la tecnología implementada en la empresa.

 

Con la llegada del cuadro de mando la gestión empresaria dio un gran salto en positivo  que permitió tener una visión mucho más amplia de las empresas y organizaciones que durante mucho tiempo solo habían tomado en cuenta indicadores financieros.

 

¿Te gusta lo que estás leyendo?, ¡Suscríbete a nuestro blog

SUSCRIPCIÓN

 

4.- Cómo hacer un cuadro de mando

 

a. Define la estrategia a desarrollar:

En este paso centraremos las bases para sentar los objetivos que pretendemos alcanzar a través de la estrategia, es fundamental tener bien diferenciados cuáles son los objetivos marcados y la viabilidad de estos. También debemos tener una definición clara de la misión, la visión, los valores así como de la estrategia o plan a seguir para lograrlo.

 

 

b. Establecer los objetivos a alcanzar

Definir objetivos S.M.A.R.T. es clave. El primer paso debe consistir en llevar a cabo una identificación de todos los aspectos que hacen que tu negocio sea diferencial frente a la competencia, un análisis de esta competencia y estimación de nuestro posicionamiento en el mercado.

 

El cuadro de mando es una herramienta eficiente a la hora de conocer la viabilidad de tu modelo de negocio. Ofreciendo la opción de reconocer en todo momento cuáles son las carencias de tu empresa en el desarrollo del negocio o frente a la competencia.

 

Recordemos ubicar cada conjunto de objetivos dentro de las cuatro perspectivas que conforman el cuadro de mando, financiero, clientes, procesos internos, aprendizaje y crecimiento.

 

Cuando estos objetivos estén definidos deberemos marcar las distintas prioridades de estos.

 

 

c. Crea el cuadro de mando

El cuadro de mando debe ser una herramienta de transparencia y estar a la vista de todo el equipo, todos deben sentirse partícipes del desarrollo de la estrategia de la empresa y ser conscientes de la evolución de esta.

 

Aunque como comentábamos el cuadro de mando debe ser un modelo de colaboración en toda la organización, se deben buscar líderes o representantes que se encarguen del cumplimiento de los objetivos, cada área deberá tener su líder y este será quien defina cómo se cumplirán las metas y quien se encargará de cada tareas.

 

 

d. Revisión y resultados

El seguimiento y la revisión es fundamental a la hora de que el cuadro de mando funciones, conocer si se van cumpliendo los diversos objetivos trazados o por el contrario hay una desviación, es vital para el éxito de nuestra organización. Lo más recomendable es hacer revisiones periódicas (normalmente 1 mes) que nos permitan trabajar para mejorar el cumplimiento de nuestros objetivos.

 

Tendremos que definir un espacio de tiempo (normalmente 1 año), para reunir a los equipos involucrados en el desarrollo y seguimiento del cuadro de mando y hacer una revisión de la evolución de los resultados. Hacer una comparación del estado de partida con el estado actual, analizando la posible desviación que se hubiera podido producir, nos mostrará si fue una buena estrategia o por el contrario hay que reestructurar conservando lo que haya funcionado. El objetivo es precisamente identificar aciertos y errores.

 

Atendiendo a estos diferentes factores, y siguiendo una buena metodología podremos garantizar en todo momento el análisis de nuestro negocio y tener la oportunidad de elevar nuestra capacidad a un nivel superior.

 

 

En Go To Action entendemos el cuadro de mando como un factor clave a implementar en cualquier estrategia de marketing. El análisis de los principales KPI's de tu empresa son un factor clave en el momento de garantizar los mejores resultados.

 

En Go To Action contamos con un amplio equipo de especialistas de marketing y analistas de datos, preparados para garantizar el éxito de todas tus acciones. ¿A qué estás esperando para contactar con nosotros?

 

¡Te esperamos!

 

Envía tus comentarios: